La garrapata

La garrapata común del perro (Rhipicephalus sanguineus) está relacionada con ambientes secos de tipo estepario mediterráneo -por debajo de los 600 metros-. También se localiza en ambientes humanos -este dato es importante-, adaptándose fácilmente a los entornos de construcciones y los jardines públicos y privados, donde existe vegetación y transitan perros. Puede habitar en casas y es normal encontrarla en el interior de los albergues caninos, donde pueden alcanzar una abundancia alarmante y desarrollar poblaciones estables con ciclo vital independiente de las condiciones climáticas externas. Son activas durante la primavera para disminuir su actividad durante el verano y volver durante el otoño. Cuando habitan los albergues o las viviendas pueden ser activas todo el año. Por el hecho de ser los principales vectores de varias enfermedades, y por la posibilidad de vivir en los entornos humanos, adquieren una gran importancia desde el     punto de vista de la salud pública.

Qué-es-la-enfermedad-de-Lyme