Si deseas hacer compras de manera rápida usa la #app de tu banco (BCP / Scotiabank) o #Yape, envíanos el voucher y espéranos que llegamos a tiempo con lo que necesite tu mascota, somos #ParteDeTi llámanos al 044 626870, 044 567775 o por WhatsApp al 949 320 470

Hablemos de Obesidad

Estimados lectores, vamos a iniciar este artículo explicando qué es la obesidad. La idea es muy sencilla, la obesidad es un desbalance positivo entre la ingesta y el uso de energía en el organismo ya sea del perro, gato o del humano. Se da generalmente en un 20% del total de animales domésticos. Las causas son muy variadas pero la más común es cuando, de cachorros, se les suministra a las mascotas alimento libre, sin controlar la cantidad y frecuencia de las porciones que se les da, así como cuando el tipo de alimento no se ajusta a los requerimientos de energía del animal. Otros factores predisponentes son la edad… a mayor edad mayor riesgo de obesidad, sedentarismo y falta de ejercicio, castración, problemas endocrinos y hasta algunos medicamentos. Los últimos estudios publicados en el Journal of Veterinary Behavior indican una fuerte relación entre el estrés y la depresión del animal con una conducta compulsiva por sobrealimentarse.

Las consecuencias de tener un animal obeso son muchas, empezando por la reducción de la esperanza de vida del animal en aproximadamente 15%, problemas articulares muchas veces irreversibles pueden hacerse presentes desde tan solo los 6 meses de edad en cachorros de razas grandes. La intolerancia al esfuerzo así como la presencia de problemas respiratorios y cardiovasculares se hacen presentes por lo que cuando el animal recupera su peso natural, el propietario puede constatar que su mascota se vuelve más alerta y juguetona. Otras consecuencias serias son la reducción de las defensas contra virus y bacterias, predisposición a desarrollar diabetes mellitus, incontinencia urinaria, cálculos, problemas reproductivos, dificultades quirúrgicas y exploratorias debidas a mayor presencia de grasa y hasta problemas dermatológicos y cáncer.pets_2679130b

El tratamiento más sencillo es identificar el peso ideal para la raza ya sea de perro o gato que tengamos. Una vez que tenemos este dato podemos pesar a nuestra mascota y determinar cuánto de sobrepeso tiene sobre el promedio. Con esta información, lo que debemos hacer es brindarle una dieta balanceada baja en energía (dieta especial para perder peso sin sacrificar el volumen de la ración) y aumentar la cantidad de ejercicio diario para convertir el balance nutricional positivo en uno negativo hasta que nuestra mascota recupere su peso óptimo. Una vez allí podemos cambiar la dieta a una que le aporte la energía que necesita para mantener el peso ideal (dieta de mantenimiento).

Es de vital importancia que el dueño de la mascota obesa tome conciencia de todos los problemas de salud que esta condición representa así como las ventajas de tener un animal saludable. Sin una comprensión y cooperación del propietario, muy poco se puede hacer. Un seguimiento veterinario periódico así como el uso de curvas de peso son herramientas útiles para un mejor control del peso de la mascota.

 

IMG_5552

M.V. Alberto Goicochea C.M.V.P. 8140

 

Una Buena Nutrición para tu Perro

imagesCAPOOJAJUna buena nutrición y una dieta balanceada son elementos esenciales para la buena salud de tu mascota. Siempre deberá tener disponible agua fresca y un alimento de buena calidad, dosificado de acuerdo a su peso, para satisfacer su requerimiento energético. Una ingesta deficiente o excesiva de nutrientes le será potencialmente perjudicial.

La mayoría de alimentos balanceados para perros están hechos a base de soya, maíz o arroz. Algunas de las mejores marcas tienen pollo, carne o pescado como ingrediente principal. Aunque sean un poco más costosas, vale la pena incursionar en ellas. Los perros necesitarán menores cantidades del alimento de mejor calidad, lo que reduce el costo. El alimento balanceado (deshidratado) también tiene una “mayor densidad calórica” lo que significa que hay menos agua en una taza de comida, comparado con una taza de alimento húmedo o semi-húmedo (enlatado/casero). Este no es un gran problema para nuestros pequeños amigos, pero los perros grandes si tendrán dificultades para ingerir la cantidad de calorías que requieren ya que necesitarán mucha más cantidad de alimento húmedo o semi-húmedo. Es por este motivo que los perros de más de 25 Kg deben alimentarse de alimento seco o deshidratado exclusivamente.

Comida de elección

Existe un número prominente de fabricantes de alimento balanceado de altísima calidad, entre ellos tenemos a Hill’s (Science Diets), Iams (Eukanuba), Nutram, Purina (Pro Plan) y a nivel nacional tenemos a Canbo que es el alimento tope de la gama de venta sólo en veterinarias, de la empresa que fabrica Ricocan. Siga las indicaciones de la etiqueta, pero utilizando también su propio criterio a la hora de dosificar.

Considerando el tipo de comida

Las proteínas, grasas y carbohidratos son necesarios para generar energía. Los requerimientos dietéticos de cada perro dependen de su actividad, niveles de estrés e historia clínica. Los perros gastan su energía de diferentes maneras. Por ejemplo, los perros que viven en exteriores, harán más ejercicio por lo que requerirán mayores niveles de proteína y grasa para generar energía que un perro que se queda dentro de casa casi todo el tiempo. Los perros en sus diferentes etapas de vida (cachorros, en crecimiento, adultos y geriatras) requieren diferentes cantidades y tipos de nutrientes. Situaciones especiales como el embarazo y lactancia pueden afectar dramáticamente sus requerimientos nutricionales.

Tomando en cuenta el peso corporal

Bajos de peso: Alimenta a tu perro un 50% más de su dosis usual y obtén una cita con el veterinario para tratar su condición corporal. Considera cambiar a un alimento con una cantidad mayor de proteína y grasa.
Esbeltos: La mayoría de los perros saludables son esbeltos, especialmente los perros machos jóvenes y activos. Considere aumentar su ingesta diaria en un 25%. Pese a su perro cada semana si es posible, para realizar un seguimiento.
Barrigoncitos: Si su perro está un poco subido de peso, trate de aumentarle su rutina de ejercicios diarios. Gradualmente incremente el ejercicio durante 2 semanas a menos que esté contraindicado por su médico veterinario. Si estas medidas no dan resultado, córtele todos los premios y reduzca la ingesta diaria hasta en 25%.
Gordos u Obesos: Evite todos los premios excepto vegetales. Incremente el ejercicio durante 2 a 3 semanas siempre y cuando no esté contraindicado por su médico veterinario. Si esto no da resultado, disminuya la ingesta diaria de un 25 a 40%. Cambie su dieta a una baja en grasa y alta en fibra y llame a su médico veterinario para discutir sus planes. Infórmese sobre dietas de prescripción médica que pueden ser muy efectivas mientras proveen una nutrición balanceada.

Problemas Médicos

Siempre consulte primero con su médico veterinario cuando se trate de cambiar o ajustar la comida, si es que su perro tiene problemas cardiacos, renales, intestinales, hepáticos o cáncer. Consideraciones dietéticas especiales también deberán de ser consideradas para perros con alergias, enfermedades metabólicas u otros problemas médicos.

En nuestra veterinaria gustosos lo podremos asesorar. Esperamos que esta información les sirva para mejorar el nivel de vida de sus queridas mascotas.

¡Saludos y buena suerte!

El Staff de Veterinaria Goicochea